Diez compañías que han fracasado en la última década

Rodríguez – Factual

- Enron.

El siglo se abrió, por lo que se refiere a los grandes fracasos empresariales, con Enron. Se convirtió en una de las primeras empresas del mundo de los sectores eléctrico, de gas natural, de la comunicación y de producción de papel. Empleaba a 22.000 personas cuando se declaró en quiebra a finales de 2001. Al petróleo se le llamó “la maldición de Texas” porque surgía de forma natural y arruinaba los campos, y fue allí donde nació Enron. Era la empresa modélica, hasta que se comprobó que ese comportamiento era un fraude. Un fraude contable. Puestos a mentir, claro, lo hicieron para ganarse la admiración de todos, hasta que el mercado impuso su ley.

- Arthur Andersen.

El fracaso de Enron tuvo unas dimensiones hasta entonces desconocidas. ¿Qué le permitió encubrir una mentira descomunal durante años? Fue el prestigio. Pero no el prestigio de Enron, sino el de Arthur Andersen. El nombre de la empresa fue el de su fundador, que impuso unos estándares de calidad y honradez que hicieron de una pequeña compañía la auditora más grande del mundo. Con Enron faltó a su promesa, que era la que venía asociada a su prestigio. Arruinó primero su buen nombre y con él todo el capital de la empresa, que cerró al año siguiente de que Enron se declarase en bancarrota.

- Swissair.

El avión es el método más seguro de transporte. Suiza es uno de los países más seguros para las inversiones. Pero ello no quiere decir que la inversión en una aerolínea suiza sea una inversión segura. Swissair es la prueba. Se creó en los años 30 y en los 90 inició una política de alianzas (con Delta Airlines y Singapore Airlines). Pero buscó el crecimiento en la “estrategia del cazador”, basada en la adquisición de pequeñas compañías más que en ampliar las alianzas. Esta política le causó un problema de liquidez, y la contracción de la demanda tras los atentados de las Torres Gemelas, y la competencia de compañías de bajo coste hizo el resto. Dejó de operar en 2002.

- Parmalat.

A comienzos de los años 60, un joven Calisto Tanzi convirtió una planta de pasteurización de leche en Parma en una multinacional que ofrecía productos alimenticios de consumo diario en medio mundo. El éxito de la empresa era visible en la adquisición del equipo de fútbol local, el Parma A.C. que de la mano de los Tanzi vivió una era dorada. Pero Parmalat creció comprando otras compañías, y para ello recurría a la acumulación de deuda. Algunas de esas compras resultaron ruinosas. Finalmente, la empresa se tuvo que declarar insolvente y Tanzi fue arrestado. Él reconoció haber desviado fondos de la empresa y haber incurrido en fraude. Ahora la compañía sigue funcionando, aunque no con el tamaño de sus mejores días.

- Lehman Brothers.

El 15 de septiembre de 2008, cuando se declaró en quiebra (bajo la protección del Capítulo 11 del Código de bancarrotas), Lehman Brothers era una compañía con 158 años. Eso es característico de los Estados Unidos: un país joven con empresas muy antiguas. Como en el caso de WaMu, Lehman Brothers invirtió en activos subprime, aquellos que tenían menos probabilidad de ser devueltos. Como el caso de otras entidades financieras, WaMu y Lehman Brothers actuaron espoleados por la política de tipos bajos de la Reserva Federal. En 2008, las pérdidas por impagos empezaron a crecer, y se llevaron la empresa por delante.

- Sacyr Vallehermoso.

El grupo Sacyr Vallehermoso es una empresa dedicada a la construcción de todo tipo y de servicios. Fundada en 1986 como Sociedad Anónima Caminos y Regadíos, en 1991 cambio su denominación a Sacyr. En 2002 compró el 24.5% de Vallehermoso y un año después se fusionaron. La empresa llegó a comprar el 20% de Repsol-YPF, lo que le obligó a elevar el endeudamiento corporativo hasta casi 20.000 millones de euros, precisamente en un momento de incertidumbre y crisis mundial y que ha derivado en un largo proceso de desinversiones que se está convirtiendo en tema recurrente en los círculos políticos y económicos del país. La caída de las acciones de Repsol-YPF por debajo de los 20,79 euros obligó a Sacyr a aportar como garantía un 21,22% de las acciones de Testa agravando su situación. Durante el primer trimestre de 2009, sus ganancias cayeron debido al alza de los costos y los retrasos en los pagos.

- Napster.

Eran tiempos de descubrimiento, en internet. En la red todo pasa muy rápido, y la historia de Napster duró dos años. Pero es significativa de la era digital. Surgió de las aulas de Boston. Era una empresa que permitía compartir archivos mp3 de un modo sencillo. Su éxito le convirtió en un instrumento utilizado de forma masiva en todo el mundo. Las discográficas la llevaron a juicio por violar los derechos sobre las canciones y fue condenada, aunque se valió del sistema P2P, que es descentralizado, para sortear la sentencia. Una nueva decisión judicial le prohibió distribuir archivos con copyright en su red. La empresa continuó buscando un hueco para su marca, pero en 2002 se declaró en bancarrota.

- Agfa.

Agfa ha sido una de las grandes compañías fotográficas. Nació en Alemania, que tenía la mejor escuela de óptica del mundo. Nació en la segunda mitad del XIX, pero fue en los años 20 del siguiente siglo cuando se convirtió en una gran empresa industrial. Se desmembró su rama estadounidense, porque se confiscaron sus activos durante la II Guerra Mundial. También su rama en la Europa del Este al inicio de la Guerra Fría. Luego pasó a manos de Bayer. Y continuó sumando ramas de actividad, tamaño y beneficios. Pero una combinación entre la competencia digital y una política de adquisiciones demasiado ambiciosa ha llevado a la empresa a una gran reestructuración, y su futuro es todavía una incógnita.

- SsanYong.

SsanYong es uno de los conglomerados industriales de Corea del Sur. Un Chaebol, como se les llama, en el que confluyen, en una confusión inextricable, los intereses públicos y los privados. La empresa ha logrado varios éxitos, como la creación del primer SUV (Sport Utility Vehicle o todocamino) enteramente fabricado en Corea. Llegó a una alianza estratégica con Daimler-Chrysler (Mercedes-Benz), lo que le permitió establecer nuevos canales de distribución y elaborar productos más sofisticados. A finales de los 90 sufrió en primera persona la crisis asiática, de la que salió viva. Pero la gran crisis de 2007, que ha golpeado con especial dureza al sector automovilístico, está a punto de acabar con SsangYong.

- General Motors.

El caso de General Motors supone la mayor bancarrota de la historia. GM creció gracias a la adquisición de numerosas marcas y a la confianza en la mágica fórmula de las economías de escala. Su propio tamaño era su mejor argumento económico. Tan es así, que desatendió a los consumidores y sus necesidades. Descuidó la inversión en nuevos productos porque los suyos tenían una salida segura al mercado. Los enormes beneficios se compartieron con los trabajadores en forma de sistema de pensiones. Pero se acabaron convirtiendo en una carga demasiado pesada. Demasiado para sortear la primera gran crisis del Siglo XX. Se declaró en bancarrota y se creó una nueva empresa, de la que los antiguos accionistas sólo poseen el 10 por ciento. El accionista mayoritario es el Gobierno Federal de los Estados Unidos, con un 60,8%.

About these ads

4 comentarios to “Diez compañías que han fracasado en la última década”

  1. carmen perez Says:

    hola quisiera saber en que influyo el marketin para el fracaso de parmalat y que tuvo que ver el mercado en esa empresa y en el caso de generals motors cual fue el motivo para descuidar a sus consumidores, en ese caso que estrategias se habian devido tomar.

  2. manuel Says:

    que se tendria que hacer para no caer de igual forma

  3. marcelo Says:

    queria saber si unilever fracaso en la categoria de productos de cuidados personales pon s , me podes enviar informacion de unilever estoy analizando las leyes de markenting si cunplen o no para un trabajo prctico gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: